Trabajar con los ojos de la gente
 
    El enfoque holístico de Buena Vista
 

 


Introducción

Cuando hablo de los "problemas de la vista", me refiero a estados de la vista como la miopía, la presbicia, el astigmatismo, el estrabismo y la hipermetropía, es decir, lo que llamamos errores de refracción. En realidad, no pienso que estos estados sean "problemas", mucho menos enfermedades: más bien, las veo como "puntos de vista", parte de la personalidad de un individuo y de su manera de relacionarse con el mundo. No existe, por lo tanto, un criterio objetivo de acertado o errado, de sano o enfermo. Es importante, sin embargo, tener conciencia de que la propia visión del mundo no es la realidad objetiva; que el propio estilo visual es, sobre todo, una expresión de convicciones y condicionamientos. Cambiar las convicciones y las costumbres no es obligatorio, pero simplemente... posible, si uno es conciente de ellas. La posibilidad de cambiar hacia algo mejor no es en sí una obligación, sino una expresión de libertad.

En segundo lugar, la miopía recibe aquí una especial atención: muchos ejemplos y explicaciones se refieren a .este estado de la visión. La miopía no es solo el fenómeno mas importante del punto de vista estadístico, sino también es la expresión de una tendencia dominante en la sociedad occidental que, con el pasar del tiempo, irá expandiéndose cada vez más. Pronto será el modo "normal" de ver (en Taiwán, por ejemplo, ya lo es).

Para no acelerar este proceso... no lean este documento sobre la pantalla. Imprímanlo (incluyendo la pagina de las Notas) y léanlo con calma en el papel.

"¡Pero que idea... insólita, estar interesado en los ojos!

Claro, hay cosas mucho más importantes: el SIDA, las drogas, el cáncer... Y además, ¿donde está el problema? Es suficiente un par de gafas, y se ve perfectamente, ¿no?"

Esta es la idea más común. Incluso quien logra distinguir entre recobrar todas las funciones visuales y simplemente compensarlas (con los lentes) suele ver la cosa como un problema técnico, casi mecánico, un poco como un problema dental, o como los problemas de carburación en los automóviles, o presentar la declaración de impuestos. Cuando se habla de ojos la palabra holistica parece disolverse, como si perdiera todo significado.

Todo esto no es ajeno a nuestra cultura occidental, por definición anti-holistica. El Iluminismo nos ha dejado un enfoque de los ojos y la visión como sinónimos de ciencia objetiva, ajena a las pasiones, al servicio de la razón (pura y aséptica). Los ojos son como una cámara fotográfica, reciben y graban la realidad objetiva tal y como es (mientras no se descompongan- entonces es necesario arreglarlos o cambiarles alguna pieza).

Esta idea de la cámara explica porqué hay tanta resistencia para aceptar la idea de que ver es en realidad un proceso altamente subjetivo, que lo que veo yo es solo remotamente parecido a lo que ves tu. En este campo, el sentido común ha visto las cosas mucho más claramente que la ciencia: expresiones como "tu y yo no vemos las cosas de la misma manera", "el amor es ciego" o " ver las cosas con los ojos de un niño" son prueba de ello.

En realidad, la diferencia entre como veo yo las cosas y como las ves tu es enorme: como dos películas diferentes, con una historia parecida, pero realizados por dos directores diferentes, con actores diferentes, fotografía diferente, guiones diferentes, una sonorización diferente, y sobre todo para un público diferente.

En ningún otro campo se evidencian tanto los limites de la típica actitud científica positivista y analítica. Olvidarse que los ojos están sujetos a un cuerpo, una mente y a un espíritu significa verdaderamente ser ciegos!

Esto significa que trabajando con los ojos tenemos que "visualizar" contemporáneamente muchos niveles. Nos ayudarán diferentes disciplinas que estudian al individuo desde diferentes "puntos de vista", tratando sucesivamente de integrarlos.Podríamos descubrir que no solo aprenderemos de estas disciplinas, sino que también nosotros tenemos mucho que decir: muchas disciplinas se olvidan de ser holísticas, se "pierden fácilmente de vista".

A continuación indicaré algunas dimensiones (o niveles, o caminos) en las cuales el trabajo con los ojos ha producido resultados y donde todavía hay amplio margen de desarrollo.

El punto de vista socio-antropológico

Inicialmente me formé como sociólogo. No puedo evitar, por lo tanto, interrogarme sobre como y cuando se volvieron fenómenos de masa los problemas de la vista, así como cuales son los aspectos antropológicos de los mismos.

-Los primeros anteojos, de presbita, aparecen en Venecia hacia finales del siglo trece. Los primeros anteojos de miope aparecen solo 4 siglos después y son, de cualquier manera, rarísimos en la iconografía y en la literatura, hasta el siglo pasado.
-La miopía era desconocida entre los esquimales hasta que se introdujo la instrucción en masa. (dato documentado).
-Muchos autores creen que hay una predisposición genética para la miopía en los pueblos orientales. Sin embargo, mientras en Taiwán el fenómeno ha alcanzado el 80% de la población con menos de 40 años, en China (casi la misma base étnica) el fenómeno se detiene entre 25 y 30%. La Republica Popular China es el único país donde la miopía ha disminuido desde 1949 hasta hoy.
-Mientras prácticamente el 100% de las personas ancianas del occidente sufre de presbicia (no puede leer sin anteojos), los viejos de Vilcabamba, Ecuador o Hunza en los Himalayas (poblaciones famosas por su longevidad) prácticamente no sufren de ella (así como uno que otro anciano en nuestros campos).
-Las academias militares americanas requieren 20/20 para entrar. Al terminar los cursos, 5% de los graduados ha desarrollado la miopía.
-Entre 1976 y 1978 muchos discípulos occidentales del Maestro iluminado Osho Rajneesh, decidieron deshacerse de las gafas, viviendo en una comunidad en India y practicando la meditación (pero no ejercicios específicos para los ojos). Algunos miles de ellos tuvieron mejorías en la vista, particularmente en la miopía, de una dioptría aproximadamente (medida objetivamente: la visión subjetiva había mejorado en mayor grado).

No podríamos atrevernos a concluir que la cultura que nos rodea, sus valores, y lo que hacemos o dejamos de hacer, influencia cuanto y como vemos?

Hipótesis: La lectura, siendo un prolongado esfuerzo visual de cerca, favorece la miopía (pero también empeora la hipermetropía, la presbicia y el astigmatismo). El fenómeno se acentúa con la concentración (principio opuesto a la contemplación y la meditación), que a su vez es favorecido por estructuras sociales y formas educativas rígidas y orientadas hacia un objetivo. En el momento en el cual no se puede ya "escapar" la miopía progresa en manera aguda (la miopía es una enfermedad "profesional" de los presos y de personas que trabajan en los submarinos).

También la presbicia parece estar relacionada con una actitud rígida y dirigida hacia un objetivo, siempre lejano, en el futuro (o en el pasado), pero nunca en el aquí y ahora.

La hipótesis de la herencia genética como única explicación de la miopía, caballo de batalla de los oculistas, sale perdiendo trás un examen histórico y sociológico. Sin embargo, no se excluye que haya algo de cierto en ella. Se puede pensar que la agricultura favorece la capacidad de trabajar de cerca y la distinción de las formas, respecto a la caza y crianza de los animales (que al contrario favorecen movimientos rápidos y enfoque de los ojos). Se puede asimismo pensar que en el oriente la agricultura haya durado lo suficiente (12,000 años) como para haber influido sobre un grupo étnico, y producir por lo tanto una predisposición hacia la miopía, más acentuada que en los "bárbaros". Predisposición, sin embargo, que necesita determinadas condiciones psicológicas y culturales para manifestarse: los campesinos analfabetos normalmente ven muy bien . 1

Autoconciencia

A los iluminados a menudo se les llama videntes. "Abrir los ojos" es una expresión usada frecuentemente para indicar toma de conciencia, comprensión.

Pero a veces es necesario cerrar los ojos para alcanzar un mayor autoconocimiento. En primer lugar podemos descubrir que habíamos excluido del área de la conciencia muchas percepciones provenientes de otros canales (ver la sección Canales de Percepción). Por otro lado nos podemos volver concientes del constante hablar, confuso diálogo interno que continuamos en nuestra mente (influye o substituye nuestra percepción de la realidad). Tomando conciencia de este río caudaloso se puede empezar a ser consciente de prejuicios, proyecciones, convicciones enraizadas, miedos y condicionamientos que hemos recibido. Esta es una manera de mirar nuestros propios ojos, viendo las cosas insignificantes y descuidando lo importante. Nuestro "punto de vista" viene formado por ese caos de influencias que se organiza con el paso del tiempo y con una jerarquía relativamente constante. Esta organización oscura y poco democrática es lo que viene normalmente llamando Ego, y a su alrededor se construye nuestro sentido de identidad.

La vista es la expresión directa de este Ego. Cuando tratamos de ver este Ego nos encontramos con enormes dificultades: nuestra mirada pierde su poder debido a los prejuicios, etcétera. Los Maestros iluminados buscan trucos y técnicas para llevar a los discípulos a mirarse desde afuera, y tienen bastantes problemas para hacerlo. Aquello que llamamos Meditación es precisamente la capacidad de ver todo (incluyéndose a sí mismos) desde un espacio en silencio (sin prejuicio y sin- juicio, tout court).
Esto tiene especial importancia para quien tiene problemas de vista, porque estas personas están orientadas hacia el campo visual mucho más que hacia los otros canales (ver Canales de Percepción).

Descubrimos una singular sinergia entre meditación y trabajo con los ojos.

Aquellas personas que se interesan en la meditación y tienen problemas visualels, encontrarán que precisamente alrededor de lo visual se han agrupado dificultades, condicionamientos y resistencias. Las técnicas relacionadas con la recuperación de la vista les permitirán una mayor conciencia de cuales son los obstáculos que le impiden emprender la meditación.
Además, las técnicas de meditación aportan elementos importantes de conciencia del procesovisual, y son por lo tanto valiosísimas para quien desea mejorar la vista.

Uno de los obstáculos que impiden ver el propio Ego es el juicio negativo inconsciente de sí mismo (mejor dicho, de la imagen que uno tiene de sí mismo; ver Trabajar con las Convicciones). Por lo tanto uno no se quiere ver (lo cual puede incluso llevar a no mirarse físicamente en el espejo, o a hacerlo contra la propia voluntad) porque uno se juzga inadecuado, sin esperanza y esto causa dolor.
Esta actitud inicia mecanismos que causan justamente lo que se teme (uno se vuelve feo, por ejemplo).

Otro aspecto típico que constituye un obstáculo en el camino hacia la meditación es la tendencia al dualismo, es decir, a dividir todo entre "bueno" y "malo", eligiendo un aspecto y negando el otro. Generalmente se elige la razón y se tiene miedo del inconsciente; se elige lo visual y se tiene miedo de los otros sentidos; se elige la luz y se teme la oscuridad. Es importante comprender que estas actitudes no sólo impiden el crecimiento espiritual, sino también el proceso visual natural. La obsesión por la nitidez, la búsqueda del máximo contraste figura: fondo, la búsqueda obsesiva del significado de las imágenes son asimismo formas por medio de las cuales se manifiesta el dualismo

También se debe considerar la relación entre concentración y percepción global.
-Generalmente los miopes (pero también buena parte de nuestra sociedad) han sido condicionados para relacionar la conciencia con una aguda concentración (visual) sobre un objeto. Si se relajan, pierden automáticamente la conciencia, se duermen. Atención=a/tensión para los miopes.
-Los hipermétropes por otro lado tienden a evitar la concentración prolongada, moviendo constantemente la atención de un objeto a otro en manera excitante pero inconclusivo.

Ambos (todos, en el occidente) son incapaces de expandir la atención de manera relajada (pero conciente) hacia una visión de 120° (que en estados de contemplación ido meditación puede llegar hasta 360°).
Existe una relación estrecha entre el modo en el cual vemos nuestro medio ambiente y el modo en el cual nos percibimos como parte integrante o separada del mismo.
Nos sentimos parte de un organismo o como una monada que lucha contra otras monadas? Estamos en el centro del universo, en la periferia, o incluso, fuera? Sentirse separados lleva a un estilo visual lineal, conflictivo, Yo contra ti, sujeto contra objeto (actitud científica), por lo cual se vuelve difícil la percepción de una totalidad: se ven los árboles, pero no el bosque, y si se ve el bosque no se ve como un organismo viviente de plantas, animales, insectos, bacterias, viento, lluvia. Sentirse en la periferia (o fuera) significa ser incapaz de crear mapas mentales, de orientarse, tanto física como culturalmente. Cuando se cierran los ojos el mundo exterior "deja de existir" y entra el miedo del vacío: o uno se duerme o se pierde dentro de las conversaciones mentales.

Aceptar que la realidad es un flujo en constante y total cambio ("panta rei") es especialmente molesto para la mente occidental, basada en certezas absolutas. La ciencia (Gestalt) ha demostrado la existencia de mecanismos mentales dirigidos a mantener la constancia, con los cuales el cerebro corrige la percepción o incluso censura elementos alteradores, convicciones y costumbres.2

Las personas miopes a menudo cuentan con mecanismos de corrección y exclusión particularmente rígidos. Se emprende una lucha titánica (y destinada a fracasar) contra la realidad: para "detener al mundo" (fijando la mirada, por ejemplo), para "comprender", es decir llevar siempre otra vez hacia lo conocido, excluyendo las novedades. Todo debe estar definido (es decir, ser estático), bien contrastado, dividido netamente de todo lo demás. Se reduce el campo visual a fracciones irrelevantes para excluir la complejidad, se limitan los movimientos de los ojos a costo de terribles tensiones. El resultado final de esta complicada estrategia es, naturalmente, nocivo. El mundo no deja de ser misterioso, incomprensible y cambiante. Esto conduce a reducir aún más la potencia visual de los ojos o a abstraerse, llevando la atención lejos de lo visual, refugiándose en los pensamientos. Esto, que es una fuga de la realidad, viene definido en el ámbito de la Programación Neurolinguística "digitalización" (ver Canales de Percepción) 3

Fases de crecimiento y trasformación

Hagamos un ejemplo de huérfanos y guerreros modernos: que sucede cuando uno se enferma? En primer lugar un se siente traicionado (huérfano): "¿por qué yo?" Se corre a ver a un doctor para que nos "salve". Descubrimos que "hemos pecado" ("usted come demasiadas grasas") o que tenemos algún peso horrible. Pero el doctor, que es un ser especial, nos salvará, basta que nos sintamos suficientemente culpables y que nos arrepintamos.
Si, en lugar de hacer algo él, nos dice que hagamos algo nosotros ("haga gimnasia") empezaríamos a dudar que nos ha engañado.

Por su parte el Doctor tiende generalmente a sentirse como un guerrero, como el héroe que debe derrotar al dragón (el colesterol o algún virus). La víctima tiene que comportarse bien mientras él combate y la salva; es más, cuanto menos intervenga, mejor. 4
El arquetipo del huérfano es acorde con la miopía, por lo cual se puede esperar que esta fase se presente de continuo y por periodos largos en la vida del miope. El guerrero es menos acorde, pero puede alternarse con el otro.

-Un arquetipo difícil para los miopes, y muy acorde con los hipermétropes, es el del viajero (Ulises). El contenido, un poco adolescente, es: "yo no pertenezco a este lugar, mi verdadera vida, donde puedo ser verdaderamente yo mismo, no es aquí sino en un lugar lejano, haciendo cosas muy diferentes. Yo soy especial (en realidad tengo la duda de tener algo mal, pero ni lo pienso siquiera) y aquí todo es aburrido, opresivo, equivocado, asfixiante. Hay que huir."
Si me lo impiden, puedo momentáneamente volverme malo (guerrero). Si el control sobre mí se vuelve demasiado agobiante entonces terminaré por ceder, aceptando estar errado: así me volveré un huérfano lleno de rabia acumulada.

-Otro esquema arcaico que se presenta con frecuencia es el del mártir. Es la alternativa femenina del guerrero. La idea es que solo con el sacrificio se obtiene algo. No soy yo quien puede cambiar mi situación, sino la autoridad (=Dios). Pero para pedir tengo que pagar, sacrificando, sufriendo (durante mucho tiempo). Se puede decir que es la contraparte femenina del guerrero.
Se trata de un arquetipo potente, base de la mayor parte de las religiones organizadas, pero también base del fenómeno de la corrupción y del éxito mas allá del limite de justificación racional de las operaciones.

Es importante entender dentro de que arquetipo se encuentra un participante de un seminario para la mejoría de la vista, para hablarle con el lenguaje propio de su arquetipo. también es importante ayudar a las personas a no permanecer atrapadas dentro del arquetipo, y a experimentar otros esquemas.
Juguemos un poco con estos esquemas para descifrar lo que a veces sucede en la relación con los clientes de quienes operan en el campo holistico de la vista.

-Muchos clientes llegan encontrándose en la condición de Huérfano; esperan que el terapeuta (es decir, el Mesías) resuelva sus problemas; quedan sorprendidos al saber que deberán enfrentarlos ellos mismos. Están dispuestos a sufrir, incluso a sacrificarse, pero no a ser responsables de su tiempo, sus sensaciones, ni de su actitud (mártir).
En el mundo dramático del Huérfano es completamente extraña la idea de que la miopía sea un estilo que se pueda cambiar, para él es un problema que se debe resolver. Pregunta ansiosamente cuantos ejercicios tendrá que hacer (sacrificio: expiación) y promete (para que el Mesías contento otorgue la gracia). En seguida, no hace los ejercicios, porque de todos modos sabe que "no hay esperanza" y probablemente el terapeuta no era el verdadero Mesías (esto queda demostrado con el hecho de que no hizo milagros).
-La idea de que encargarse de los propios ojos pueda ser agradable es ajena también para los guerreros: sin esfuerzo no vale y ¿donde está el enemigo?
-Los viajeros raramente llegan a unirse a grupos de entrenamiento visual y les cuesta trabajo concentrarse. Concluyen que, al final, el grupo es normal, incluso aburrido, además "!en California los grupos de entrenamiento visual si que son divertidos"!

¿Y los conductores del grupo?
Muchos terapeutas holísticos han mejorado su propia vista a través de un esfuerzo constante que ha durado años, es decir, volviéndose guerreros (pero también un poco mártires), y tratando de enseñarle esta actitud a los grupos. Haberse "salvado" de ellos mismos con tanto esfuerzo los hace especiales delante de a sus estudiantes huérfanos, de manera que pueden verlos como Mesías, o por lo menos como santos; sin embargo, la idea de seguir sus pasos y volverse responsables (¿volverse parecidos a un santo?) parece muy extraño. Sufrir está bien pero solo una vez, ¡durante el seminario es suficiente!

Hay que tener la capacidad de hablar el lenguaje de los diferentes arquetipos, sin que se quede uno atrapado en las proyecciones o en las expectativas de los participantes. Los arquetipos pueden ser útiles tanto como punto de partida como para un trabajo más profundo, y ayudan mucho en el momento en el que se trabaja con las convicciones (ver más adelante).5

Ciencia, datos técnicos, máquinas, etc.

No debemos cerrar los ojos ante tan ardua tarea, aunque parezca que nadie se ocupa de las cosas que nos interesan. Buscando se encuentran algunos elementos útiles.

-Oftalmologia: Conocimiento general de anatomía, fisiología y neurología del ojo es necesario, por lo menos para no permitir que la grandilocuencia de las autoridades medicas nos confunda. Pero atención: la oftalmología es la búsqueda constante de enfermedades que curar, y por lo tanto su enfoque está muy lejos del nuestro. 6. Además, a mi manera de ver es importante conocer las etapas de desarrollo del ojo (en el feto) y de la vista en el niño.

-La monumental investigación de autores como Piaget o Spritz dirigida hacia la psicología evolutiva puede seguramente darnos algunos elementos. Se trata de evaluar el gasto de energía (mucho) con respecto a los elementos útiles (relativamente pocos). Esta gente usa un lenguaje y esquemas de referencia muy lejanos de los nuestros.

-Hay estudiosos y disciplinas que estudian cómo el desarrollo de un sistema de percepción influencia el desarrollo de otros sistemas. Por ejemplo, Delacato ha escrito bastante sobre la relación entre el desarrollo de la coordinación muscular y el desarrollo visual, llegando a proponer indicaciones útiles para el tratamiento de la dislexia. Tomatis ha estudiado el desarrollo embrional del oído y de la fonación (palabra), convenciéndose de que éste es el eje central alrededor del cual se efectúa el desarrollo del niño (y según yo tiene razón, por lo que se refiere al periodo desde la concepción hasta dos meses de vida).
Como consecuencia de estos enfoques tenemos una infinidad de técnicas que considero sumamente interesantes e útiles. La gimnasia proprioceptiva, la psicomotricidad, el método Feldenkrais, la Brain Gym y muchas otras, a las cuales me referiré más adelante en este documento.

-Gran parte de la imponente investigación conducida en 50 años de psicología de la Gestalt no tiene un interés directo para nosotros. El limite de la investigación gestaltica sobre la visión es abstracta: se centraba en los mecanismos visuales del "hombre" abstracto, sin determinaciones culturales, problemas visuales, etc. Sin embargo, justo en los puntos donde esta disciplina falla, se encuentran preguntas y estímulos interesantes.

-El estudio de la interacción entre los dos hemisferios cerebrales (a su vez ligada profundamente a la relación entre los diferentes sistemas de percepción, como dicho antes) tiene enorme importancia. Representa el puente entre los aspectos perceptivos y los aspectos de conocimiento (el hemisferio derecho me dice donde está un árbol, el izquierdo lo reconoce y me sugiere la palabra árbol). Constituye además el puente que nos permite utilizar técnicas artísticas con la finalidad de desarrollar la percepción visual y recuperar las submodalidades visuales. También es la base teórica sobre la cual se fundan muchas técnicas de sincronización (sincronizadores electrónicos, la Brain Gym, las técnicas de Delacato, etc). Esto se cruza con el estudio de las ondas a, b, g, t (_,_,_,_)que a su vez abre un camino a la relación con diversos estados de conciencia y con la meditación. 8.

-Luz. La investigación científica sobre la luz, el color, rayos UVA y UVB, etc. es un punto controvertido. Mucha de la investigación actual está al servicio de intereses comerciales específicos. De ahí la unilateralidad de muchas fuentes sobre la cuestión de los rayos ultravioletas, condenados como causa de cáncer de la piel, catarata y otras enfermedades.
Lo cual no es falso, pero seguramente es unilateral. La investigación sobre los ritmos fisiológicos circadianos y ultradianos ha demostrado la importancia de los rayos UV en la producción de melatonina (circadiana) y en el despertar del "letargo" invernal (ciclo anual). La SAD, síndrome depresivo, es un fallo en el mecanismo de este despertar. Depende de un insuficiente flujo de rayos UV a través de los ojos, que no permite el inicio del mecanismo fisiológico, hormonas y demás, que nos "despierta".
Si se considera que todas las ventanas y todas las lentes, de vidrio u otros materiales impiden el paso de los ultravioletas, tenemos una llave interesante para comprender la tendencia a la inercia de quien lleva siempre anteojos.
Esta es también la causa principal de la intolerancia hacia la luz de las personas que usan gafas.9.

-El estudio sobre el color y sobre las implicaciones fisiológicas y psicológicas abre cuestiones importantísimas, por ejemplo: los lentes oscuros grises no modifican las relaciones entre los colores, pero los marrones si. Muchos afirman que el marrón tiene un efecto generalmente depresivo.... 10.
La contemplación de los colores complementarios, además de ser un instrumento de coordinación entre los hemisferios cerebrales 11 , constituye una sutil forma de micro-gimnasia acomodativa, que tiene visibles efectos sobre el cristalino, sobre la presión endo-ocular y sobre la retina (y aquí de alguna manera se entra en el área de acción de los oculistas, porque estas técnicas pueden ser muy útiles para condiciones que normalmente no tratamos (catarata, glaucoma, retinitis).

- Técnicas y aparatos para medir la vista
Saber que es una angiofluoresceingrafia o prismas gemelos es importante. Saber utilizar estas cosas, no lo es. No es nuestro campo. Es necesario apoyarse en los oculistas iluminados (los hay) para las condiciones fisiológicas del ojo y en los optometristas(de preferencia a los que estudian el comportamiento) para la evaluación de la eficiencia visual.

- Maquinas de bio-feedback
Son una cosa fantástica, pero muy costosa. Generalmente son muy eficaces para cambiar las costumbres acomodativas y demuestran definitivamente, si hubiera aún necesidad, que la miopía, hipermetropía, etc. no son estados estructurales (ojo corto o largo), sino en gran parte funcionales, legadas a la predominancia de un sistema nervioso (parasimpático contra simpático o vice versa) en la acomodación. Por lo tanto pueden ser modificadas con el entrenamiento. Sin embargo, de cierta manera, estas máquinas manifiestan una actitud médica: se trata de poner en acción el inconsciente, pero no la conciencia del paciente! No hay nada de malo en ello, pero es un enfoque unilateral, que debe integrarse con un enfoque basado en la conciencia. Si no, es frágil. Aquí también se aconseja apoyarse a optometristas del comportamiento que utilicen estas máquinas (el problema para el cliente es que las sesiones son caras).

-Optometría (específicamente, la optometría del comportamiento)
La optometría es sin duda la ciencia de la medida de la vista. Los aportes fundamentales de la optometría se pueden integrar fácilmente a nuestro enfoque. Han hecho importantes investigaciones sobre el estrés de la vista, y comparten con nosotros la atención al antagonismo entre el sistema nervioso simpático y parasimpático (lo cual permite unir sus descubrimientos con los de la bio energética, que veremos más adelante). Los optometristas del comportamiento (herederos del behaviorismo de Skinner) ha desarrollado interesantes técnicas de comportamiento para recuperar la eficiencia visual. Algunos aspectos del método Bates han sido confirmados, otros rechazados. La actitud oficial de la asociación de optometristas es bastante escéptica, cuando no se demuestra abiertamente conservadora. Sin embargo, a nivel personal son la categoría con la cual se colabora con mejores resultados.
Los limites de su enfoque son: atención insuficiente hacia los aspectos psicológicos y del conocimiento, para no decir espirituales, del proceso visual. 12
Como consecuencia, hay dificultad para comprender las profundas dinámicas y del grupo, lo cual les impide trabajar con grupos (y a veces, entender la utilidad del trabajo en grupo).

Tienen un cierto tecnicismo, que tiende a favorecer el uso de instrumentos de varios tipos. En particular, esto los lleva a dar poca importancia a los aspectos negativos del uso de los lentes (que a menudo se usan incluso durante los ejercicios). Además, la mayor parte de ellos son ópticos. Eso significa que probablemente la mayor parte de su tiempo y su estudio lo dedican a los lentes ¡y como venderlos!
Esto tiene un lado positivo: cuando nosotros aconsejamos el uso de lentes de transición de potencia reducida, es muy útil tener la dirección de un optometrista del comportamiento.

Una ultima advertencia: Es fácil perderse en el mundo de la ciencia, de la investigación, de las revistas especializadas, de instrumentos avanzadísimos. Es decir, caer en una especie de Hybris (o jubris) que nos aleja no solo de nuestros participantes, sino también del Holismo. Volverse abstractos, digitalizados (exactamente como algunos de nuestros participantes!).

Bates y el aspecto educativo

Muy a menudo se me pregunta si practico el método Bates. Es como preguntarle a un físico si es un discipulo de Einstein, o a un terapeuta bioenergético si aplica las enseñanzas de W. Reich. Trabajar con la vista, en la imaginación colectiva, es sinónimo de método Bates.
Sin embargo, existe un tipo de entrenamiento visual no Batesiano, enfocado hacia el comportamiento; además hay un infinidad de otras aportaciones (ilustradas en estas páginas) que hay que considerar.

Hay que decir de inmediato una cosa: el método Bates es un método práctico riquísimo, que a menudo no consigue explicar adecuadamente lo que hace. Esta ha sido la causa del ostracismo de la clase médica hacia Bates. De nada han servido sus resultados: incluso en nuestros días prevale la actitud que Galileo tuvo que enfrentarse hace siglos: a las autoridades que se niegan a "ver" los resultados si la teoría que los explica es insuficiente, inexistente o contrasta con las ideas que en general son aceptadas.
Bates se había convencido que en la acomodación intervenía no solo y no principalmente el proceso ciliar, sino también los músculos oculo-motores. Que herejía!
Pues bien, yo mismo, aún estando de acuerdo con Helmholtz y la ciencia óptica ortodoxa, me he encontrado frente a casos que se explicarían solo con la hipótesis de Bates. 13.

De cualquier manera, mas allá de sus meritos (inmensos), hablando de los limites del trabajo de Bates, quisiera señalar dos aspectos que influencian todavía a sus secuaces:
1) la falta del enfoque hacia un grupo, por lo tanto la falta de una transición hacia la vida cotidiana;
2) Dar demasiada importancia (denominador común de toda nuestra civilización y a nuestro modelo escolar) a las habilidades visuales relacionadas con la lectura respecto a la capacidad de seguir objetos en movimiento, evaluar distancias y velocidad, equilibrio y orientación, coordinación ojo/mano/movimiento del cuerpo, visión periférica, contacto emocional a través de los ojos. 14.

Hoy en el equipaje teórico y técnico de los modernos seguidores de Bates, hay por lo general elementos que derivan de la Psicoterapia de la Gestalt 15, de la bioenergética, y de la kinesiología y el método Feldenkrais. Muchos usan también las mas variadas técnicas de Yoga, Qi Gong, Aura Soma, flores de Bach, etc.

No sólo Bates sino también sus discípulos, han tenido que sufrir ostracismo, denigración y acciones legales sin fin- con constante vergüenza de la categoría que ha tenido que soportarlo (oculistas y optometristas). Quien no ha logrado resolver estos problemas, disfrazándose (como óptico, por ejemplo) aún hoy en los EEUU corre el riesgo de ser perseguido. 16. En Italia tenemos noticias solo de una que otra acción legal tomada por parte de los oculistas contra optometristas del comportamiento, sin consecuencias finales (nadie ha sido acusado de ejercer ilegalmente la profesión). Esperemos que siga así.

El enfoque bioenergético

La bioenergética nace de W. Reich, ha recibido importantes aportes de A. Lowen, y ha influido principalmente sobre el mundo de la psicoterapia, contribuyendo a una virada importante en dirección de una mayor atención hacia el cuerpo (y un poco menos de atención hacia los aspectos verbales).

Una aportación fundamental es la idea de que diferentes tipos de caracteres forman diferentes tipos de cuerpos (y diferentes maneras de ver). Lowen ha definido seis diferentes tipos de base (esquizoide, oral, masoquista, psicopático, falico-narcisista e histérico). Muchos han añadido o elaborado sobre esta base (Boadella, Kurz y otros). Hay que decir que este enfoque nos lleva muy lejos del esquema médico: los problemas de la vista ya no son enfermedades, ni siquiera problemas, sino la expresión orgánica de un carácter. Modificar el carácter "creciendo" y madurando resulta ser una opción posible e interesante, aunque no obligatoria.

Kelley ha efectuado un trabajo interesante sobre la miopía. Shapiro ha desarrollado técnicas de movimiento de los ojos para tratar fijaciones neuróticas. Bernasconi ha estudiado la relación entre color y carácter. Navarro ha descubierto la etiología de los problemas de la vista desde las primeras etapas de la vida.
-El astigmatismo se relaciona a la dificultad de encontrar un punto de referencia visual estable (que no puede ser otra cosa que el rostro de la madre) en los primeros días de vida.
-A su ver, la miopía tiene origen en una interferencia en el momento de la lactancia. Si la lactancia no es materna, o termina demasiado rápido, si es un hecho mecánico sin participación de la madre, si falta el contacto visual y hay una interferencia en la transmisión de amor, podemos esperar que la miopía se desarrolle. (cuando habrá trabajo de cerca intensivo, en la escuela o más tarde. La miopía precoz existe, pero es extremamente rara).
Lo mismo pasa si la madre es incapaz de expresar amor a través de los ojos, siendo inexpresivos, o si los tiene detrás de anteojos, que es lo que les pasa a casi todas las madres miopes! He aquí una manera de transmisión hereditaria (pero no genética) de la miopía.
-La hipermetropía la define como el miedo a lo desconocido de frente a estímulos visuales poco confortantes, que aparece alrededor del noveno mes de vida, cuando se adquiere la capacidad de orientar la mirada y mover la cabeza.
-Para terminar, la presbicia se enlaza con aprender a caminar demasiado pronto, saltando las fases intermedias. 17.

Volviendo a la bioenergética en general, se puede decir que la atención se ha concentrado en los flujos de energía y sobre los bloqueos que los limitan. Esto ha llevado al desarrollo de técnicas de gran impacto emocional y energético, que tienen generalmente un efecto dramático (casi siempre positivo) sobre la vista de los participantes. 18.

Para hacer que estos cambios sean permanentes, es necesario que:
-Sean percibidos como positivos (aquí entra el trabajo sobre las convicciones);
-Que se sostengan con el entrenamiento, la autoconciencia y el cambio de las costumbres;
-Que sean sostenidos y premiados por el ambiente: el grupo como cosa inmediata, a seguir por los familiares y el ambiente de estudio o trabajo.

Otro concepto bioenergético que considero útil es el de la pulsación o dialéctica de los contrarios, como fenómeno global que no debe ser reprimido, sino sostenido y desarrollado. Por ejemplo, la respiración es una pulsación. Aquel que busca el control constante de la situación y de las propias emociones, tiende a impedir la total inspiración y sobre todo la expiración. Esto es el caso de todas las personas con problemas visuales, sin excepción y con pocas variantes. 19.
La pulsación puede ser vista también como una prioridad periódica de un aspecto sobre otro en los ojos y en la vista: entre la visión activa (mirar) y pasiva (ver), entre concentración y expansión del campo visual, entre enfocar lejos y cerca, entre aspectos de conocimiento, verbales de la vista (hemisferio izquierdo) y aspectos espaciales (hemisferio derecho), etc. la idea es que una pulsación libre entre un elemento y otro causa un flujo de energía más natural, por lo tanto mejora todas las funcionesvisuales, además de conducir a una mayor libertad de percepción y la posibilidad de un crecimiento de la conciencia.

Otra idea, elaborada principalmente por H. Laborit, constituye un importante punto de encuentro con otros sectores de la investigación (por ejemplo, con la optometría del comportamiento).:
En cuanto animales, enfrentados a un estrés (es decir, un estímulo intenso, potencialmente peligroso) tendemos a responder de dos principales maneras: fight or flight, o sea combatir o huir (activación simpática).
Tomando cualquier animal, sometiéndolo a un estrés e impidiéndole cualquiera de las dos posibilidades, se puede inducir la neurosis de manera experimental (si es que somos lo bastante sádicos). El animal tratará de utilizar de alguna manera la energía desencadenada por el estrés tratando de resolver el problema (sin solución) huyendo o luchando de otra manera.
Muchas, si no es que todas, estas nuevas estrategias no lograrán nada o tendrán aspectos negativos, y por eso las llamamos neurosis. Está implícito en este enfoque que la idea que nuestra educación o nuestra sociedad impide activamente o limita grandemente ambas posibilidades: por lo tanto, ¡no es nada raro que todos seamos un poco neuróticos! 20

Hay otro esquema básico de respuestas que ha recibido mucha atención: ¿que hace un cachorro frente a un predador, o cualquier animal de frente a una fiera feroz (cuando no tiene sentido ni luchar ni huir)? Se paraliza (freeze). A veces puede funcionar con los predadores. 21 La enorme diferencia entre fight or flight y freeze es que en el primer caso se activa el sistema simpático, mientras en el segundo, después de un flujo simpático, tenemos un rebote (rebound) y el parasimpático gana.

Existe un cuarto sistema de respuesta, que pone en marcha ambos los ramos del sistema nervioso autónomo: el go for it, la respuesta a un estrés positivo (eustress) y el perseguir activamente un objetivo o un objeto deseado (en la caza o en el apareamiento, sobre todo). En este proceso también se activa el centro del placer, por lo tanto se producen endorfinas, y la excitación es físicamente placentera. En la fase inicial predomina (pero no exclusivamente) el simpático; alcanzado el objetivo y la satisfacción de la necesidad predomina el para-simpático
La condición natural de cada animal (incluyendo el hombre) es la de responder adecuadamente a la tensión con una de las cuatro respuestas, pero... toda nuestra educación tiene como objetivo prevenir algunas de estas respuestas: la escuela, obviamente, impide el go for it, es decir la búsqueda de ocasiones de placer; nos impide huir (flight) de lo que nos asusta o aburre (incluso con la mente); y trata de reprimir las ocasiones de agresividad (fight). Al contrario, permite, e incluso favorece, el freeze. 21 22

Nuestra sociedad encuentra la manera de enseñar a luchar también a los miopes: se requiere competitividad en el mundo del trabajo. Lo que la sociedad desalienta completamente en los miopes es la fuga, la cual se considera una vergüenza. 23
Los hipermétropes, por otro lado, no logran estar aquí & ahora (freeze) o lo encuentran poco estimulante (son adictos de excitación), o huyen o agreden.
Lo que los miopes e hipermétropes no se permiten, aún cuando la sociedad si, es el go for it, la búsqueda activa del placer. Para los miopes la vida no es un juego, (ver las convicciones) sino un lugar difícil y peligroso. Para los hipermétropes la vida debería ser un juego pero... en el momento de recibir su premio, alcanzar su presa... ¡huye! La excitación no alcanza nunca satisfacerse y al final termina apagándose. 24
Estar concientes de las cuatro posibilidades básicas de respuesta al estrés y escoger concientemente entrenarse aún en aquellas que se encuentran atrofiadas amplia nuestro campo de elección, nos hace más libres. Se puede decir que nos lleva a un nivel de dignidad animal (mientras si nos especializamos en un solo mecanismo de respuesta nuestro nivel es, lamentablemente, inferior).

Existe un quinto tipo de respuesta, total y exclusivamente humano, que consiste en contestar 25 a una situación dada, en vez de reaccionar a ella. Tomar en cuenta el carácter específico del momento, incluyendo nuestras necesidades, la relativa importancia de varios objetivos, manteniendo un amplio horizonte (tanto perceptivo como mental) y todo esto instantáneamente, manteniéndose constantemente en el aquí y ahora. En cuanto a la percepción visual, este tipo de respuesta implica el desarrollo de una mirada suave, que incluya todo el campo visual ("soft vision"). 26

Canales de percepción

Nos relacionamos con el mundo, lo percibimos, organizamos nuestras ideas y programamos nuestras acciones a través de las modalidades específicas de nuestros sentidos. Tenemos muchos, pero los principales son los comunes: vista, oído, tacto (que comprende la propriocepción: sentido de calor, rugosidad, humedad, etc y la kinestesis (sentido del equilibro y del movimiento en el espacio), gusto y olfato. La vista es generalmente (aunque no en todos los individuos, y no para todas las culturas o las edades) el sentido dominante. Muchas personas no piensan en términos de imágenes, sino sonoros; otros piensan en términos de sensaciones o emociones; otros aún en términos verbales, utilizando palabras o conceptos abstractos. La influencia del gusto y el olfato es limitada.

Un ejemplo:
En una escuela para masajistas, el estudiante enfocado visualmente aprenderá observando atentamente los movimientos, "filmándolos" en la memoria; el auditivo prestará atención a la explicación verbal y logrará memorizarla y utilizarla más si ésta tiene características "musicales" (uso de pausas y acentos, volumen y ritmo). La persona orientada hacia el tacto tratará de copiar los movimientos que se memorizarán en el momento en el cual los intentará hacer sobre una persona.
Las mismas personas, describiendo algo verbalizarán usando palabras que se enlazan a su modalidad (canal perceptivo) dominante: "A mi manera de ver..." es una típica expresión visiva. "estar fuera de tono" es una expresión auditiva. "La discusión era acalorada, se acusaban los unos a los otros" es una expresión táctil (en la Programación Neurolinguística se usa el termino kinestético).

También existe el enfoque digital, propio de los que organizan la representación del mundo en términos abstractos y verbales.
Una persona de este tipo considera superficial ejercitarse con el masaje. Considerará más que suficiente escuchar las explicaciones (prestando atención a los conceptos) o, aún mejor, leyendo un libro sobre el masaje. Estas personas usan expresiones abstractas, impersonales aún refiriéndose a cosas concretas: "¿Que hiciste hoy por la mañana?" "En mi situación laboral reina una condición alienante...". 26a

Sobre estas bases, se han elaborado muchas disciplinas y aplicaciones. 27
Intentemos usar estos elementos para iluminar algunos puntos interesantes sobre la vista.

-¿En qué categoría entran los que tienen problemas de la vista, por ejemplo un miope "medio"? En el lenguaje común se le considera como un "cegatón", un no-visual, pero ¿será cierto?
No, todo lo contrario. Mientras un autentico ciego no solo no utiliza la vista sino que utiliza los otros sentidos de manera más eficaz respecto a la normalidad (y como consecuencia desarrolla un lenguaje orientado mucho más hacia el tacto y oído), el típico miope aparece fuertemente orientado hacia lo visual sacrificando los otros sentidos, en los cuales la función resulta, por lo general, más baja que lo normal. 28
- El grado de tensión asociado a una orientación visual excesivo puede llevar a la gradual decadencia de las submodalidades visivas. 29 Además, cuando el canal privilegiado de percepción de la realidad y de su representación acaba ofuscándose, se va hacia la digitalización, es decir la progresiva abstracción de la misma realidad, cada vez más incómoda y extraña.
- La excesiva orientación hacia lo visual lleva a la digitalización también por otro camino. J. E. Berendt 29ª sostiene que en la vista (al contrario del oído) es intrínseca la división: entre el sujeto y el objeto de la percepción y entre los diferentes objetos. Esto sería a la raíz de un enfoque analítico (=discriminante, diseccionante) que apoya una actitud filosófica y emotiva divisoria de la naturaleza, de Dios, etc. El significado (entendido como causa u objetivo) cobra importancia. El dualismo y el antagonismo nutren a la mente, pero no al corazón. Todo esto nos aleja del aquí y ahora, del contacto con la existencia. Las causas y los objetivos se vuelven cada vez más abstractos, hasta sostenerse el uno con el otro en un equilibrio muy complejo, donde difícilmente se encuentra el contacto concreto con lo real (y por lo tanto con la percepción directa).

Tratemos de extirpar alguna indicación concreta para nuestro trabajo.
En los grupos de la vista es importante:

-aprender a utilizar los otros sentidos, con e independientemente de los ojos: visualización con ojos cerrados, experiencias de coordinación ojos/manos/cuerpo; constante atención hacia las sensaciones físicas de los ojos y del cuerpo; ritmo, danza y todo el panorama de la proprioceptiva y de la psicomotricidad. Esto lleva a un mundo (subjetivamente) mucho más vasto e interesante; desalienta la actitud crítica, a menudo paralizante y fomenta la intuición y la creatividad. Para algunos se abre la impactante posibilidad de que la vida permite también momentos de placer (con la posibilidad de recuperar el go for it).
-Fomentar secuencias de respuestas coordinadas de los órganos sensoriales. La vida real debería funcionar así: "escucho el ruido del automóvil (y de aquí tengo una primera indicación de su localización y distancia), me vuelvo rápidamente con 1) los ojos 2) la cabeza 3) el cuerpo para evaluar mejor la distancia y velocidad (¡pero no para enfocarla perfectamente!) y salto en la dirección adecuada para no ser atropellado, antes de que la rotación de mis ojos, cabeza y cuerpo hayan puesto el automóvil en el centro de mi campo visual". 30
-Identificar y ejercitar todas las submodalidades visuales, incluso la memoria y la imaginación visual.
-Es importante invitar explícitamente a los participantes a que eviten darle importancia a la nitidez, por lo menos en las primeras etapas del proceso, donde la búsqueda de la nitidez trae, inevitablemente, tensiones dañinas y pésimas costumbres. 31

Esta atención hacia las técnicas que favorecen el desarrollo de canales alternativos a la vista y la integración de diferentes canales, nos permite usar numerosísimas técnicas y actividades para alcanzar nuestro propósito. 32 ¡Fantástico!
Pero no hay que perder de vista algunos detalles.
Por ejemplo, la danza puede ser un formidable instrumento para todas las cosas ya mencionadas, siempre y cuando se ejercite ¡sin lentes! Debería ser obvio, pero, ay de mi, no lo es. 33

El trabajo relacionado entre diferentes canales de percepción se presta a usos particularmente interesantes:
-las técnicas que permiten pasar de un canal usual a uno poco desarrollado pueden ser un fuerte estimulo de la creatividad, nuevas intuiciones, y a veces de elementos de comprensión trascendental. En otras palabras, muchas técnicas de meditación usan este truco para permitir a la conciencia de "salir del cascarón".
-Contrariamente, se puede superar un evento traumático que se aloja en un canal no desarrollado, tratando de "traducirlo" inmediatamente (o revivirlo) en un canal habitual.
Estos elementos han sido desarrollados en particular por A. Mindell en su Dream Body y el trabajo orientado hacia este proceso.

Trabajar con las convicciones

Hemos encontrado ya varias convicciones (concentrándonos principalmente en las de los miopes), que conciernen la manera de ser del mundo. Algunas de éstas tienen consecuencias devastadoras. Pero quisiera aclarar que no se trata tanto de negar y destruir ideas equivocadas: para mí no existen convicciones correctas o erradas. Lo relevante es que las mismas 1) crean áreas de fricción, tensión (o neurosis), des-integran la individualidad, en vez de ayudar al crecimiento interior. 2) Si de esto se trata, hay que ver hasta que punto están arraigadas. 34

Esto vale también con las convicciones que conciernen nuestra manera de ser:
-Tengo escasa capacidad para guiar mi vida. La casualidad, o los otros (o mi inconsciente) deciden por mí.
-En la vida se necesita suerte, y yo no la tengo.
-La vida es un trauma. Por mas que se quiera, las desgracias ocurren (y dejan su marca).
-En la vida no hay espacio para la diversión.
-Todo es competencia. Nadie me da una mano.
-No puedo confiar en mis sensaciones, que podrían sacarme de lo usual.
-Quisiera ser aceptado, pero sé que hay algo en mi diseño que no funciona.
-No se puede confiar en nadie. A nadie le importa y todos me podrían engañar o traicionar. Sin embargo, me veo obligado a delegar a los otros el control de muchos aspectos de mi vida.

Estas ideas no son sólo patrimonio de quien tiene problemas de la vista, pertenecen a todos, por lo menos en algunos momentos de nuestra vida (ver fases de transformación).
Estas (y muchas otras) ideas han sido heredadas de nuestros padres, maestros y amigos, y se han "confirmado" con experiencias importantes de nuestra vida; ahora nos parecen "nuestras", no sabemos de qué manera las fuimos absorbiendo.
Se especifica que, siendo juicios, expresan una actitud unilateral, un punto de vista limitado, que extrae un solo aspecto y lo aplica a toda una situación. Cuanto más arraigado e inflexible sea un juicio, mayor será su capacidad de proyectarse sobre nuevas situaciones, censurando los aspectos complejos de la realidad y terminado por consolidarse.
La paradoja está clara: mientras más rígida sea una convicción, más importante será su papel como punto de referencia, donde aferrarse, para evitar justamente esa variedad y variabilidad de lo real (panta rei, de nuevo), la desconfiabilidad de lo real.
Esto explica el fenómeno, singular para quien observa desde afuera, de defender hasta el final las convicciones auto-denigratorias. 36

Quisiera proponer un prototipo de desarrollo de la miopía, donde se resalta la aparición y consolidación de las convicciones negativas.
Un niño que comienza la escuela primaria puede encontrar algunas dificultades cuando empieza a aprender a leer. Quizá haya ya aprendido que el grado de aceptación, de aprobación y de amor que sus padres le dedican no es constante, sino variable. Ahora se da cuenta que sus padres se esperan de él algo relacionado con esta nueva habilidad: leer, que no es una habilidad natural como caminar, correr o emitir sonidos de la boca.

Imaginémonos en primer grado de primaria. Se nos invita continuamente a concentrar nuestra atención sobre estos extraños símbolos, no muy atractivos, que podríamos empezar a percibir como poco amigables. Si estamos bajo estrés (porque no entendemos, o nos aburrimos) podríamos intentar huir, distrayéndonos, agitándonos, hablando en voz alta, tratando de cambiar el juego, incluso quedándonos dormidos. Pero sabemos ya que no es esto lo que todos se esperan de nosotros. De cualquier manera, no podemos hacerlo cuando se nos pide directamente: "Luisito, lee lo que está escrito en el pizarrón". No hay posibilidad de fuga (o por lo menos, no la vemos) y descubrimos que no vemos bien, sentimos los pies pesados y la lengua atada. Además, mientras nos encontramos ahí, agobiados, somos conscientes de que nos están viendo y juzgando (en la misma manera en la cual nosotros mismos nos juzgamos, o sea, incapaces). Esto es el freeze.

Digamos que nuestro maestro no sea un profesor sádico, 37 sino una persona normal. No nos tortura demasiado, es más, empieza a preocuparse por nosotros. Y nos pone en primera fila, para tenernos bajo observación.
Ahora "huir" es verdaderamente difícil, no podemos ni siquiera combatir (¿contra qué?) y mucho menos perseguir cosas placenteras e interesantes. En otras palabras, nada de fight o flight, o Go for it; queda solamente el freeze como actitud "normal" (no solamente reservado a los momentos de estrés intenso). 38 En este momento la ligera falta de nitidez, en este estado de estrés repetitivo, se vuelve un útil medio de defensa, de protección. En cierto modo se puede huir, hacia el interior. La realidad sigue ahí, pero un poco más allá. Nuestra conciencia, como nuestra esfera energética, a su vez empieza a retroceder hacia acá, alejándose de la línea invisible. 39

Hasta aquí el preámbulo. Ahora el destino se desenvuelve, inevitable como una tragedia griega.
El profesor ahora está verdaderamente preocupado (y nosotros lo percibimos). Nos mandará directamente al oculista para ser examinados, o hablará con nuestros padres (que se habían ya percatado de que algo no marcha bien), y ahora también ellos empezarán a preocuparse en serio.
La terrible sensación de que algo anda mal, que se había vislumbrado en los momentos de dificultad en el aprendizaje y el descontento de nuestros padres... ahora es algo tangible. Cuando se nos lleva a examinar la vista estamos realmente presionados, lo cual, obviamente, hace ver muy mal. Entonces el resultado del examen:
"Si, efectivamente algo no funciona, en particular los ojos". Tomemos nota, porque de ahora en adelante esta será la verdad Numero Uno, eterna e inconfutable.
"No hay nada que hacer". Verdad Numero Dos.
"Pero podemos arreglarlo todo poniendo un par de anteojos". Verdad Numero Tres. 40
"...porque ver bien (es decir, en esa manera increíblemente nítida, casi cortante, dolorosa) es de fundamental importancia". Verdad Numero Cuatro.

Ahora hagamos un esfuerzo para tratar de recordar, porque, habiendo pasado por una experiencia similar, hemos tenido que olvidarnos de algunos aspectos.
Con nuestros nuevos lentes ahora podremos ver claramente el pizarrón (y, eventualmente, el rostro severo del profesor) aunque estamos bajo estrés. ¿Es una ventaja? ¿Nos sentimos mejor? Absolutamente no. Cuando estamos infelices y presionados, estamos infelices y presionados, no cambia nada mas que el hecho de que el objeto visual fuente de nuestra tensión ahora es dolorosamente claro. Incluso aquel mecanismo de fuga ahora es imposible. De ahora en adelante, "cualquier fuga es imposible", de hecho, inmoral. Verdad Numero Cinco.

Pero desde el punto de vista de ellos (maestros, padres) las cosas van de manera satisfactoria, de hecho se han tranquilizado (porque en el fondo sospechaban ser ellos la causa del problema). Han encontrado la causa (la miopía) y el culpable (los ojos) e inclusive encontrado una solución (anteojos para nosotros) para resolver un problema que era de ellos.
Efectivamente, esto cambia las cosas también para nosotros. Cambia la actitud hacia nosotros por parte de ellos: de nuevo son afectuosos y están relajados, y nos hacen entender que no era nuestra culpa. Ahora leemos el pizarrón (nos guste o no) y ellos se sienten contentos y lo demuestran. Esto significa que para nosotros hay esperanza; es más, ahora sabemos que cosa se debe hacer para ser apreciados y aceptados. Debemos estudiar, tener buen aprovechamiento académico y ver siempre con absoluta nitidez, aunque pueda ser desagradable o doloroso: con el tiempo ya no nos percataremos del dolor que nos provocan las imágenes fuentes de estrés, el cual se vuelve inconsciente. 41
Si le permitimos a nuestros ojos ver menos que perfectamente, nos sentimos muy incómodos, incluso culpables. ¿Por que? Porque esto nos trae de nuevo esa sensación de inadecuación que teníamos antes de ponernos los anteojos, cuando nos sentíamos mal y no aceptados. 41ª
Nada de raro cuando los pequeños miopes aceptan tranquilamente las gafas: desde su punto de vista, son mágicos: han cambiado totalmente la situación con los maestros y padres. 42 43

...pero ¿cual es el precio que se paga?

La relación con los otros niños se vuelve más difícil. En primer lugar, las gafas son curiosas y puede que se burlen de nosotros. Jugar se vuelve más difícil: todos los juegos que requieren una coordinación de ojos/movimiento del cuerpo y vista periférica, velocidad de enfoque, no se pueden hacer fácilmente (a menos que no nos quitemos los lentes ,pero esto no lo podemos hacer, o tenemos miedo de hacerlo). Somos torpes. También los ojos lo son: nuestros ojos se vuelven vítreos, inexpresivos.
Finalmente, nos volvemos antipáticos, no aceptables, y no sabemos porqué- se vuelve a empezar: debe haber algo que no funciona en nosotros...
Hay solo un campo donde no tenemos desventajas: el estudio. Padres y maestros están contentos si estudiamos, y nos lo demuestran. Estamos más que convencidos de la fundamental, trascendental importancia de la lectura (y por lo tanto, del estudio).
Sin embargo, esto también puede volverse un elemento conflictual entre niños. "Matado cuatrojos". Quizá esta expresión no se use hoy en día, pero si tenemos por lo menos 40 años la habremos oído, y no es una definición simpática.
Aumentar la cantidad de estudio y disminuir los juegos en movimiento significa entrenar a la vista a concentrarse prolongadamente a una distancia corta, a descifrar símbolos bidimensionales, excluyendo la periferia del campo visual, reduciendo el movimiento espontáneo de los globos oculares.
Fisiológicamente esto causa la deformación de la estructura del ojo, que se alarga 44ª : nos hemos vuelto miopes también estructuralmente, mientras que antes lo éramos solo desde el punto de vista funcional ­ y podíamos volver a ser emétrope (ver bien) en cualquier momento. Ahora la cosa será cada vez más difícil.

Estudiar nos da satisfacción, cosa que necesitamos para compensar nuestro sentido de inferioridad. No se ve otro camino.
¿Que pasará dentro de unos años, cuando comience la pubertad y entre en juego la relación con el otro sexo?
Es fácil preverlo. La confianza en nosotros mismos, ayudada por los resultados en los estudios y por la aprobación de los adultos, empieza a desmoronarse. La sensación de ser fundamentalmente inaceptables vuelve a aparecer. Para parecernos a los modelos sociales (actores, cantantes) teníamos que haber desarrollado justo lo que hemos descuidado. 45
Quisiéramos escondernos, que nadie nos viera. Y los anteojos nos ofrecen una protección relativa de las miradas y juicios ajenos: sin ellos nos sentiríamos desnudos, expuestos al escarnio público. 46

Resumiendo todo el proceso, podemos decir que la duda original "hay algo que no funciona en mí" gradualmente se vuelve un hecho: las mismas estrategias utilizadas para alejarla han creado la condición para que se confirmara. Reconocerlo es algo sumamente doloroso. Significa traicionar nuestra intención original (ser un buen niño/a y hacer felices a nuestros padres) y todas nuestras decisiones consiguientes. "Me he equivocado en todo". Esto no es tolerable: mucho mejor echar todo tras la puerta del inconsciente y seguir adelante. 46ª

Para poder invertir este proceso se necesita poner, con mucha paciencia, algunas bases:
1) "No es tu culpa". Si miras las decisiones tomadas cuando niño, te das cuenta que, simplemente no tenias alternativas.
2) "Tampoco es culpa de tus padres", que tampoco tenían alternativa. 47
3) "Tampoco tiene sentido buscar a los culpables", porque no existe lo correcto y lo errado de manera absoluta.
4)"Por lo mismo ahora eres libre para elegir como ver". Naturalmente para que verdaderamente haya libertad de elección, hay que traer a la luz las convicciones ocultas.
5) Y "no es demasiado tarde".
6) Y "las personas importantes te apoyan en tus decisiones". 48

Las dramáticas mejorías en la vista que nos han comunicado, mientras se efectuaban técnicas derivadas de la Gestalt, Primal, Kinesiología, Programación Neurolinguística, etc. generalmente se deben a la acción destructurante de las convicciones profundas, que estas técnicas favorecen.

Naturalmente se necesitan otros elementos (educativo y de autoconciencia, sobre todo) para que los cambios sean estables.
Esto significa entre otras cosas que todas estas disciplinas tienen algo que aprender de nuestro enfoque.

Contacto o contacto ocular

Con los ojos se puede entrar en relación con la realidad, o huir de ella, enfrentarla agresivamente, recibirla con placer, absorberla, aferrarla, negarla, acariciarla, alejarla, etc. Todas estas acciones pueden traducirse en maneras diferentes de observar, mirar, espiar... Algunas de estas acciones pueden requerir que la estructura de los ojos se adapte permanentemente: los llamamos problemas de la vista, pero se podrían llamar también estilos visuales estructurados.

Naturalmente, el contacto con la realidad pasa también a través de los otros canales de percepción (tema que ya hemos visto).
Una parte importante de la relación visual con la realidad es la relación visual con los otros seres humanos.
Después de todo, nuestras primeras experiencias visuales, las que más han contribuido a nuestra formación visual, se basaban en la relación visual con la madre, particularmente con sus ojos, que "mágicamente" podíamos distinguir entre todo lo demás. Junto con esta relación visual total e intensa, se desarrollaba una relación basada en la nutrición y el contacto físico, en una sinestesia de sensaciones y emociones donde también nos alimentábamos espiritualmente: amor, que a su vez significaba aceptación, sentido de que todo está bien, como debe ser (todo, incluyéndonos a nosotros).
Este mecanismo puede bloquearse.
La madre puede que no sea capaz, o que no quiera estar ahí cada vez que el niño requiera alimento o caricias. Quizás no pueda o no quiera amamantarlo, o lo hace sin placer (el niño se da cuenta, no puede evitarlo). Quizás no mire al niño, o lo mire sin amor, o con ojos que no tienen la capacidad de expresarlo. O lo mira a través de lentes que interrumpen el contacto ocular (como hemos visto antes).
Si sucede una de estas cosas, la duda (no verbal, sino existencial) aparece: hay una división, hay algo mal. O yo estoy mal, o está mal la existencia (porque ya no somos lo mismo, se nos ha separado prematuramente). De las dos alternativas, la primera nos parece mas factible 49, la segunda es imposible imaginarla (o más bien, imposible vivirla, porque el pensamiento es existencial). Nace la predisposición hacia la miopía.

En seguida, cuando se empieza a distinguir otros objetos y otros ojos (papá, abuela, maestros), si se empezó con una relación visual turbada con la madre (por lo tanto tenemos una división precoz yo: mundo) pueden surgir dos estilos básicos de contacto ocular, y de relación visual con el mundo: Yo contra ellos o ellos contra mí.
El primero implica una actitud de respuesta simpática (fight or flight), una tendencia a proyectar y juzgar negativamente, y la dificultad de mirar directamente o cerca de mí mismo (para huir de la duda profunda que tengo de mí mismo). Esto naturalmente sostiene y refuerza la predisposición para la hipermetropía.
El estilo ellos contra mí, por otro lado, lleva a la timidez, dificultad de sostener el contacto visual 50, proyección hacia uno mismo y contracción de la energía vital y del campo visual. Este es el camino a la miopía. Hay que notar que ambos estilos surgen de una división, prematura y llevan ambos a tener una actitud muy focalizada, unilateral y dualística (divido, escojo y rechazo), basada en el juicio.

Desde este punto de vista, ¿cual debería ser el camino que lleva a la integración?
Debemos buscar una actitud del tipo Yo & Ellos.
Esto significa crear una situación terapéutica en la cual se invita al participante a relajarse dentro de la mirada ajena, simplemente, estando conciente de las proyecciones, de los miedos y de los juicios que surgen, pero sin darles energía. 51
Y nada de comunicación verbal.
Al relajarse poco a poco se empieza a sentir una sensación de unión, de comunicación y de aceptarse y nutrirse recíprocamente. Se "desviste" uno de los miedos y proyecciones y uno permite a sí mismo ver y ser visto.

El siguiente paso es extender la conciencia (y el espacio de aceptación) hacia todo el espacio visual (y perceptivo), manteniendo, al mismo tiempo, los ojos del compañero como centro del campo visual. Esto, que es el espacio de la Soft Vision, no solo nos educa a mirar de manera distinta a los demás (corrigendo como consecuencia, los problemas de la vista) pero puede abrir las puertas al amor y a la meditación (se extiende la conciencia y el corazón).
No debería ser necesario... pero quizás es mejor decir explícitamente que los lentes y anteojos impiden un verdadero contacto visual: es necesario deshacerse de esta "protección". 52

Otro problema que tiene mucho que ver con el contacto visual: la presbicia.
Generalmente, se piensa que la presbicia sea un problema "neutro", que depende solo de la edad. "Me molesta, pero no puedo hacer nada. Envejezco y tendré que resignarme a usar los lentes (primero para leer, luego para todas las actividades)".
En realidad, también aquí se esconde un proceso psicológico: se quiere vivir en paz, no se quiere estar involucrados emocionalmente (ni siquiera positivamente), se quiere mantener el mundo a una cierta distancia, seguir por el camino viejo, sin desviarse, alejando todo lo que no es central. 53

Se trata, probablemente, del efecto de un condicionamiento social que nos hace perseguir un objetivo, excluyendo todo lo que no sea racional o económico. En términos de bioenergética se puede decir que, cualquiera que sea nuestro carácter, la sociedad se encarga de enseñarnos a ser rígidos (rígidos de carácter). Se tarda un poco pero el resultado es seguro. Y cuando nos volvemos rígidos nos volvemos "viejos". Ser viejos es en parte, una elección o un complicado sistema de elecciones relacionadas entre sí. En cuanto al contacto, lo que se elige es una forma de no-contacto. Un contacto visual totalmente formal, no comunicativo, es considerado la manera correcta de mirar, no solo en el mundo de los negocios, sino en todas las relaciones con desconocidos. Esto es aún más cierto en las ciudades grandes y en los países "avanzados" como los EEUU.

Un contacto ocular real y relajado puede ayudar a reestablecer un contacto con las emociones, con la vida y con la existencia, alejando la "vejez".
¡Incluso la presbicia puede ceder, si traemos vida, amor y alegría a nuestros ojos!

Amor y relación con la pareja

Usamos palabras como amor, relación, ser pareja, pensando que al final hablamos de lo mismo. Sin embargo, hay diferencias, no solo en función de la cultura dominante (católica, islámica u otra) pero también en función del carácter. Aquí quisiera especificar algunas tendencias que se ligan a la miopía e hipermetropía. Para la presbicia, se pueden deducir algunos elementos de la sección anterior.

Los que sufren de hipermetropía tienen problemas con los objetos que están demasiado cerca. Eso significa que tendrán dificultad para ver, reconocer y aceptar los detalles y particularidades de la pareja, de la cual conservarán una imagen interior generalizada.
Los ojos tienden a huir constantemente hacia los lados y hacia lo lejos; los atraen las cosas lejanas. Pueden fácilmente enamorarse de la idea que tienen de alguien, en vez de enamorarse de la persona real, en su complejidad.
Esta permanente búsqueda de aspectos nuevos puede hacer que resulten atractivos y emocionantes los aspectos exteriores de la relación: cortejo, intensa vida social, novedades y sorpresas. Pero lo que falta es la raíz, el momento de intimidad absoluta, la relación Yo: tu, libre de todos los adornos y escapes: el punto donde se puede pasar de una extrema cercanía a una unión (y perder momentáneamente las fronteras del Ego). 55
Esta fuga de la intimidad se esconderá tras el interés hacia otras cosas, más atractivas, pero sobre todo más lejanas: de aquí la tendencia al flirt que tienen los hipermétropes.

Y los miopes, que tipo de amantes son?
Los miopes son personas serias, a veces demasiado. Para establecer una relación con el candidato hay varios problemas. Porque son tímidos. También porque no ven el prójimo, solo cuando se les obliga entrando en su espacio vital, que es muy estrecho (y diseñado para excluir a la realidad).
Cuando se establece un contacto, de todos modos es difícil verse. El miope fija la mirada, juzga, analiza, y trata de no establecer un verdadero contacto, trata de mantenerse racional, evitar cualquier emoción (que confundiría la realidad y la haría poco confiable) Los dividen barreras de todos tipos (incluyendo lentes y anteojos).
Si les interesa alguien, focalizan excesivamente sobre la persona, que se siente incómoda. Ponen muchas expectativas sobre la persona en cuestión, y cualquier cosa que se haga tiene una importancia enorme (¡cuánta responsabilidad!). Con la mirada el contacto es inexpresivo pero constante, sin parpadear, uno se siente examinado (y es justo lo que sucede: el miope está tratando de percibir si puede confiarse, y no logra encontrar una respuesta; lo que se haga o se diga tiene efectos limitados; ellos saben que no merecen atención). 57
Aún cuando nace el amor, estas tendencias continuarán condicionando la relación: se siente que no hay total con-fianza, aunque estén completamente concentrados en la pareja. No están completamente convencidos de la pareja (porque no están completamente convencidos de ellos mismos).
Estas tendencias los llevarán a ser prevalentemente monógamos, y en ocasiones es posible que tengan momentos de verdadera intimidad. La aptitud que tienen para ver los detalles de lo que tienen cerca los llevará a pensar que conocen bien a su pareja; esto permite que la relación crezca, mientras no se utilice para juzgar, definir o limitar al compañero/a: en este caso la relación podría perder lo misterioso, y analizándolo, volverse una especie de contrato económico.
Además, tienden a ser posesivos: en su mundo caben solo relaciones yo: tu (a menudo tu contra mi). No pueden entender simplemente que la pareja pueda incluir también otros objetos en su conciencia al mismo tiempo. Son celosos incluso de la atención: por ejemplo, para ellos será incomprensible que se les pueda prestar atención al mismo tiempo que se escucha la música. Para ellos es imposible y dirán que se apague la música o se baje el volumen, un poco ofendidos por algo que perciben como una falta de consideración. 57ª

Por el mismo motivo, encuentran difícil resolver problemas que involucren a más de dos personas: por ejemplo, una mujer y madre ve a su marido, ve a su hijo, pero no ve la relación padre-hijo, y no puede ayudarlos a mejorar la relación entre ellos.
Los miopes tienen celos de los grupos, que logran ver solo como un conjunto de relaciones individuales: simplemente no ven, no perciben el amor y la amistad, cuando son difusos. 58
Esta ultima consideración nos hace intuir como el trabajo en grupo pueda tener un impacto importante en el trabajo con los miopes y con todos los problemas visuales: el grupo puede, dirigiéndolo adecuadamente, proporcionar una fuente de apoyo inesperada, de reconocimiento, y nos confirma que puede permitir que se modifiquen convicciones negativas arraigadas sobre uno mismo.

Hay que señalar que un miope tenderá a no ver el amor y el apoyo que recibe de un grupo: cuantas veces hemos asistido al típico fenómeno del participante que proclama su miseria y desesperación ("nadie me ama") mientras que todo el grupo no hace otra cosa que cubrirlo de amor y comprensión. 59 Hay que ayudar a estas personas a ver lo que ahí está, guiando su atención.

Remedios y cuidados "exteriores"

Hay muchos aspectos del trabajo sobre los ojos (diferente del trabajo con los ojos) que pueden ser relevantes y sumamente útiles. Se me ocurren cosas como el masaje o la quiropráctica. 60

Por ejemplo el Sensage, el Rebalancing o la Integración Postural pueden intervenir directamente sobre la tensión de los músculos oculomotores y de las cadenas musculares involucradas 60ª, permitiendo que se reconquiste la movilidad ocular. Se puede actuar también sobre la actitud postural, que se deriva de las actitudes visuales y las arraiga físicamente. 61
Las mismas técnicas, como también la técnica Craneo-sacral, pueden incidir sobre el mecanismo básico de respuesta (simpática o parasimpático). Se reequilibra también la relación entre lo visual y lo propioceptivo y la nueva (agradable) autoconciencia del cuerpo contribuye mucho para dar una sensación de bienestar y de confianza en uno mismo. 62

Cuento con experiencia en gran parte de estas técnicas. Desde hace 30 años trabajo en el campo del masaje y de las técnicas psico-físicas, utilizando técnicas que comprenden Shiatsu, Polarity, Integración Postural, Rebalancing, Cráneo-sacral, Integración Visceral y el Sensage, en orden temporal (además de otras técnicas "menores"). Puedo hablar, por lo tanto, con experiencia personal y declarar que estas técnicas, por lo general, tienen siempre un efecto positivo sobre la vista, a veces "milagroso".

También la acupuntura, la cromo puntura de Mandel, la quiropráctica y varios tipos de manipulación tienen un efecto positivo sobre la vista. Es muy útil también el auto masaje practicado regularmente, como demuestra la experiencia china, donde el auto masaje cotidiano en puntos relacionados con la vista es parte integral del programa de prevención que se da en las escuelas.

Lo mismo se puede decir acerca de la alimentación y los suplementos dietéticos. 63
Si, hay una relación entre dieta y problemas de la vista. Pero, como en el caso de las dietas para adelgazar, imponerse una dieta férrea es arriesgado y destinado a fracasar.

Baños calientes, baños fríos, colirios naturales, bolsitas de arroz, fomentos, etc. están bien, sobre todo si se hacen con... conciencia.

Frecuentemente, para muchas personas empezar a practicar estas cosas coincide con la idea, nueva y positiva, que uno puede cuidar con amor los propios ojos y ofrecerles experiencias agradables: esta actitud es un buen punto de partida para recuperar la vista.
Incluso algunas disciplinas concebidas para mejorar la estética pueden tener un papel positivo, siempre que no sean una forma de sacrificio (y que no sean causa de juicios negativos hacia uno mismo).

Conclusión

Ampliar constantemente nuestro punto de vista, si queremos ayudar a los que se dirigen hacia nosotros, es parte de la actitud holística de la visión. Los elementos que tenemos son, por otro lado, fruto de disciplinas diferentes, en una cultura no holística. Es nuestra tarea esforzarnos por integrar los diferentes elementos. Estoy conciente de que en este documento algunos aspectos quedan aún separados, toscos, poco relacionados con la totalidad. Siendo así es más fácil criticarlos.

Invito a los lectores a enviarme, de manera positiva, elementos que integren el documento, en lugar de concentrarse solamente en los puntos débiles. Los mismos tenderán a resolverse espontáneamente, quedando estériles, inorgánicos.

Naturalmente, conviene imprimir todo el documento y las notas, para poderlo leer con calma

NOTAS

 


 

vedere nitido curso profesional vedere nitidoTalleres de Vision Natural en España

 

cursos-Vacaciónes de verano   Los tres principios del método Bates   Pinhole glasses (esténos)   Una Jornada Sorprendentemente Normal