LOS 7 PECADOS CAPITALES DE LA MALA VISIÓN

Si has decidido buscar el camino de la Visión Natural hay siete cosas que siempre has considerado muy normales y, que en cambio, producen el efecto contrario en tu vista.

¡A veces los pecados se disfrazan de virtudes! ¿Estás decidido a cambiar?.. Bueno, te comento lo que te pasa muy frecuentemente sin que te des cuenta de ello.

Pecado # 1: dejar de respirar.

Generalmente casi nunca respiras intensamente y más, cuando empiezas a hacer cualquier cosa que requiera un mínimo de atención… te pones inmediatamente en apnea. Se te viene espontáneamente… ¿Verdad, que te sucede esto diariamente sin darte cuenta?.
Considera este hecho: la ciencia ha demostrado que, después del cerebro, el órgano que consume más oxígeno son los ojos!!. Aunque te parezca increíble, en realidad los pequeños músculos del ojo tienen que realizar una actividad muy intensa para funcionar normalmente. Y regularmente sucede que obtienen mucho menos oxígeno del que necesitan… ¿no será esta una de las principales causas de tu visión defectuosa?. Acostúmbrate a prestar más atención a la respiración y ocasionalmente a introducir respiraciones más intensas, suspiros y bostezos. Y te aseguro que verás una mejora inmediata en el bienestar de tus ojos.

Pecado # 2 No parpadear lo suficiente

El mecanismo es muy simple: El PARPADEO estimula las lágrimas y, si no lo haces, tus glándulas lagrimales dejarán de producirlas y terminarás con los ojos secos. Y un ojo seco ve PEOR!!.. Si no parpadeas cada 3-7 segundos, tu córnea no estará recibiendo la cantidad suficiente de «lubricante». Además, el parpadeo debería ocurrir cada vez que cambies tu mirada de un objeto a otro, solo para permitir un restablecimiento del enfoque. Hay muchas personas que notan una mejora en el enfoque cuando se acostumbran a parpadear nuevamente (siempre y cuando lo hagan sin esfuerzo).

Pecado n ° 3 Mirar fijamente.

La ciencia ha demostrado que nuestros ojos realizan hasta 3600 movimientos por minuto (llamados movimientos sacádicos) cuando observan algo. Si el número de movimientos se reduce considerablemente, se crea una imagen de «baja definición«. Son muchas otras las condiciones que también pueden producir este efecto; pero seguramente el hábito de mirar fijamente, no mover los ojos y también inmovilizar el resto del cuerpo, es lo que más daña a nuestro sistema visual. Este «pecado» también trae consigo los dos primeros: la fijeza de la mirada inhibe el parpadeo y bloquea la respiración.

Pecado n ° 4 No quitarse nunca los lentes, (aunque veas bien sin ellos).

Hasta cierto grado de miopía, se puede ver bien de cerca incluso sin los lentes. Algunas personas no se las quitan pensando que «así los ojos se ejercitan un poco«. Esto es entrenamiento, sí, pero en la dirección equivocada: para salir de una situación de esfuerzo constante, incluso mirando de cerca, el sistema visual intentará adaptarse… ¡haciendo al ojo más miope!. Esta es la razón por la cual la graduación siempre irá aumentando con el paso del tiempo.

Pecado n ° 5 Sobrecargar ojos y mente por la noche.

Nuestros abuelos y bisabuelos no hacían nada que pudiese cansarles la vista por la noche: no había televisión, la luz era escasa. Charlaban, a veces hacían música o escuchaban la radio. Iban al cine muy raras veces y leían poco cuando había luz natural. Los seres humanos simplemente NO estamos hechos para ver dos o tres películas seguidas, trabajar en la computadora durante muchas horas ó charlar por un smart phone por la noche. Si hacemos esto, tarde o temprano nuestros ojos se van a dañar y nuestra visión va a empeorar. Además, una mente sobrecargada no nos permitirá descansar bien y el sistema visual no se relajará realmente durante el sueño.
Así como no es buena idea sobrecargar la digestión con cenas pesadas, lo mismo se debe hacer con el sistema visual.

Pecado n ° 6 Solo dejar tus lentes en la mesita de noche.

¿Qué? ¡Pero todos lo hacen! La mayoría de las personas ni siquiera han abierto los ojos, que ya se han puesto los lentes!! Seguro, y eso es un lamentable error. Los anteojos son una herramienta, no son parte de tu cuerpo. Suelta esa codependencia y acostúmbrate a decidir dónde y cómo usarlos; donde no sean necesarios, usa tus ojos libres.
Es posible que algunas mañanas veas mejor de lo habitual; sin embargo, aléjate de la ansiosa idea de que sin lentes ni siquiera puedes cepillarte los dientes o hacer «pipí» en el baño. Si quieres ver mejor acost
úmbrate a estar consciente de tus ojos y observar cómo responden, qué les gusta, dónde y cuándo ven mejor.

Pecado # 7 Esforzarse constantemente por ver bien.

Este es el pecado más astuto! ¡Se hace pasar por tu amigo y te apuñala por la espalda!.. Todo el mundo piensa «Está bien, pero si no hay ganas de ver bien, ¿cómo puedes mejorar?». El deseo es una cosa, el esfuerzo es otra. El esfuerzo produce tensión y … enseguida ves peor. Todo el arte de ver y el método BATES tienen como objetivo ayudar a salir de este estancamiento y sucede que durante un ejercicio o un juego visual, si te relajas y aceptas ver como ves, sin hacer ningún esfuerzo… te sorprenderás de que empiezas a ver mejor!!. Admito que al principio no es fácil, porque tenemos la costumbre de esforzarnos hasta los huesos y siempre tuvimos la creencia de que hacer las cosas de una manera relajada es solo cosa de holgazanes. Pero nuestros ojos funcionan así y con el tiempo te lo van a agradecer.

 

La buena noticia es que ¡TODAS estas cosas se pueden aprender!

¿Te gustaría participar en la próxima
Visión Natural: la Master Class 

en ZOOM con Maurizio Cagnoli ?
Haz click en el enlace para toda información