De cómo descubro unas gafas reticulares y solamente usando esas, me modifican mi permiso de conducir.

Desde que tengo 5 o 6 años sé que mi ojo derecho es un «ojo vago», debo usar gafas para leer, mirar pantallas y concentrar la visión. No veo 3D, no tengo puntería, jugar al tenis o ping-pong no me interesa, puesto que no acierto la pelota con la raqueta, con unos prismáticos solo veo a través de la lente del ojo dominante. Igual en otras circunstancias, en las que necesitamos la visión más o menos equilibrada de los dos ojos.

Con los años y en plena adolescencia, percibo que las gafas no hacen la función que yo creo deben hacer. Además me canso rápidamente de usarlas y por cuestiones estéticas, como puedo ver más o menos sin ellas, a pesar de mi diferencia entre los dos ojos, las uso muy poco. De hecho mi ojo dominante (el izquierdo) hace todos los esfuerzos para ver de lejos, de cerca, e incluso aprende algo de distancias y profundidades su visión es nítida. El “ojo vago” cada día trabaja menos puesto que le solucionan mucho trabajo, incluso cuando estoy muy cansada gira como abandonado.

En marzo 2012, descubro casualmente unas gafas de plástico negras con unos pequeños agujeros en vez de cristales (gafas reticulares): A través de estos pequeños agujeros mis ojos ven mucho mejor, y no me cansa usarlas, aparto las gafas de cristal de mi vida y me pongo estos plásticos con agujeros cada vez que necesito leer, mirar pantallas y en pocas ocasiones más.

Sin darme cuenta pasan un par de años. Un día voy a renovar mi carnet de conducir, con la revisión médica pertinente, debo aclarar que tengo que usar gafas para conducir desde el primer día que tengo el permiso, resultado: ¡NO necesito continuar usando gafas para conducir!

Esto es más serio de lo que yo puedo imaginar….  

En la segunda parte: las aventuras de Pantera (ojo derecho) y Sugosi (ojo izquierdo), su verdadero diálogo y las consecuencias de todo esto. 

Ferien für Deine Augen, Sie werden es Dir danken!

 

Hier kannst Du Dich in eine Liste eintragen, damit du noch mehr erfahren kannst zu den Augenferien. Du kannst Dich dann jederzeit wieder aus der Liste austragen, wenn Du möchtest. Hier gehts es zu unserer  Privacy Policy

Danke, dass Du Dich eingetragen hast!

Share This