Sin obligación de llevar lentes…

Cómo aprobar el examen de la vista

La ultima vez que me presenté al examen de renovación del carné de conducir, lo superé sin problemas. Mantengo una vista decente tanto para cerca como para lejos, así que no es ninguna sorpresa.
Pero reflexionar un poco sobre esta experiencia puede ser interesante.
Una consideración obvia es que mantener una buena vista es más fácil que recuperar las dioptrías perdidas. Sin embargo, hace algunos meses, Paola también aprobó la renovación de su carné de conducir y lo consiguió eliminando el requisito de los lentes (tenía 3 dioptrías en cada ojo antes de comprometerse con el método Bates).

No sólo carnés de conducir

En el 2019 tenía delante a Enrico, que quería entrar en la academia del ejército del aire.
Tenía solo 0,50 dioptrías más que el defecto de visión máximo aceptable para competir. ¿Podría ayudarle? Claro que si, ya lo había hecho varias veces y siempre con éxito. Pero bajo ciertas condiciones:

  • Tiempo suficiente para encontrarnos y practicar (al menos un mes).
  • Aceptación de cambiar de hábitos, no solo visuales.
  • Voluntad de hacer «ensayos generales», es decir, simulaciones.
  • Compromiso de seguir estrictamente un protocolo, un «guión» para el día del examen y durante el propio examen.

Pero en ese caso el plazo era demasiado ajustado (sólo 20 días) y me pareció que Enrico difícilmente podría garantizar un compromiso constante, con un enfoque tranquilo.

Los que habían tenido éxito, ¿qué habían podido cambiar?

  • Muchos hábitos, incluido el uso y abuso de las gafas.
  • Respuestas «espontáneas», es decir, mecanismos automáticos de estrés
  • Creencias básicas sobre sí mismos y los problemas visuales

Me acuerdo de Pilar, que quería ser policía en España y empezó a hablarme de ello durante unas vacaciones para los ojos hace seis o siete años. Paradójicamente, su dificultad al principio era que era una «chica seria» y, por tanto, estaba dispuesta a sacrificar el relax y la diversión de las vacaciones, para concentrarse y trabajar duro para conseguir su objetivo: en resumen, añadiendo estrés y más estrés. Por suerte al cabo de unos días había conseguido soltarse, divertirse y los resultados habían llegado. Después continuamos unas cuantas sesiones por Skype (Zoom aún no existía). Y la última vez que hablamos, había completado la formación, había sido aceptada y estaba de servicio.

Es la mente la que decide si ver o no ver

Hablemos del papel de las creencias: cuando te encuentras en una situación de examen, ‘SABES‘ que ves mal: esperas ver mal, deseas no estar allí, te esfuerzas, te contraes y piensas en otras experiencias desagradables en las que tus ojos te ‘traicionaron’.
Pues bien, en realidad eres tú quien los traiciona…. De hecho ves cada vez más borroso.

Visión natural = «olvidar» que tienes un problema visual

Esto: es exactamente lo que siempre nos sale «espontaneo» en todas las situaciones, incluso en sesiones, grupos o vacaciones. Cuando se enfrentan a un optotipo, las personas que «recuerdan» que tienen un problema visual siempre responden de la siguiente manera:

  • Dejan de respirar
  • Endurecen e inmovilizan el cuerpo
  • Miran fijamente durante mucho tiempo
  • Dejan de parpadear
  • Se esfuerzan por ver mejor

Se trata de un condicionamiento muy poderoso, a menudo amparado por creencias pseudorracionales arraigadas. El hecho de que NUNCA produzca un resultado positivo no lo invalida. Pero los educadores visuales, con paciencia, conseguimos desmontarlo.

DE ACUERDO. En sesiones lo hacemos con bastante facilidad, pero en una prueba visual «real», ¿cómo lo hacemos?

Sí, las sesiones y los talleres (y las vacaciones para los ojos) empiezan a generar nuevos hábitos y nuevas formas de percibirse a uno mismo. Pero en una situación de examen, la ansiedad y el estrés pueden conseguir anular todos estos efectos positivos.
Por eso es tan importante que haya varios simulacros de examen y que el día del examen el cliente siga un protocolo detallado que le guíe para mantenerse centrado y evitar todas las trampas a las que le puede llevar una mente asustada.

Algo así como aprender a interpretar el «papel de alguien que ve bien» y «empatizar» con ese papel. Por otro lado, consciente o inconscientemente, durante muchos años nos hemos identificado con el papel del «mendigo de la visión». ¿Qué es que nos impide de cambiar los papeles esta vez?

Descarga aquì el guión» para el día del examen

 

Ver mejor de verano

Dentro y fuera del convento (cerca de Roma) 30 junio – 7 julio 2024

Dentro y fuera del convento (cerca de Roma) 30/6- 7/7
Vacaciones para los ojos con Maurizio Cagnoli en el Convento sant’Andrea, cerca del antiguo y noble pueblo de Collevecchio (60 Km de Roma)

Todo fluye en el Jardin de Mar (Valencia) 4-11 de Agosto

Todo fluye en el Jardin de Mar (Valencia) 4-11 de Agosto
Vacaciones para los ojos con Maurizio Cagnoli en el Jardin de Mar (Valencia ) para superar miopia, vista cansada, astigmatismo

¡Mil colores en el Ashram! 1-8 de Septiembre
¡Mil colores en el Ashram! 1-8 de Septiembre
Los mil colores del Ashram. Estar bien adentro para ver mejor afuera. El Ashram Vitthala-kshetra.es un centro de actividades espirituales y un paraiso ecologico.